- Advertisement -

El escultor torrevejense Víctor García Villalgordo restaura los pasos del Prendimiento, La Negación y La Oración en el Huerto

Este mes de enero se ha llevado a cabo la intervención para el mantenimiento de los pasos del Prendimiento, La Negación y La Oración en el Huerto. La ejecución de los trabajos ha sido a cargo del escultor torrevejense Víctor García Villalgordo. La restauración ha consistido en una limpieza superficial de los grupos escultóricos, sellado de grietas, dilataciones y posteriormente el reintegrado policromo de las zonas dañadas. También se ha recuperado el dorado y plateado de la espada de San Pedro, trabajo realizado por el dorador oriolano, Carmelo Navarro Gil.

Desde la Hermandad indican que “Es un privilegio contar con un escultor con mayúsculas como es Víctor para el cuidado y tratamiento de nuestras imágenes. El artista esta desempeñando este trabajo con admiración y devoción pues para él es un honor y un orgullo trabajar sobre las imágenes que una vez esculpió Federico Coulleaut-Valera”.

Víctor García Villalgordo (28/4/76) con profesión de pintor y escultor especializado en talla de madera policromada. Entre 1.990-95 cursa estudios en la escuela de artes aplicadas de Orihuela en la especialidad de dibujo artístico y modelado, estos cursos los compagina asistiendo al taller de los Hermanos Blanco de Alicante. En 1.995/96 trabaja como aprendiz mancebo en un taller de escultura de la capital hispalense.

BANNER 2 INTERNOTICIA

Dentro de la especialidad de escultura, son muchos los trabajos escultóricos procesionales que se encuentran por nuestra provincia y fuera de ella así como la pintura, para distintas instituciones religiosas y civiles, y en diversas empresas de carácter privado. Desde 1996 cuenta taller propio en su ciudad natal, Torrevieja.

Entre sus numerosas y reconocidas obras voy a mencionar la Virgen de la Amargura que sale cada Jueves Santo con el Cristo de la Buena Muerte de Orihuela, la Santísima Virgen de las Penas (Alicante), Jesús de Medinacelli (Torrevieja), Virgen de la Patrona (Malaga), Niño Jesús de la Candela (Guardamar) y muchísimas imágenes de valor incalculable.

Finalmente indican que “Quiero destacar la sensación que percibí al verlo cuidar a nuestras imágenes, una sintonía entre ellas y el artista que se hace mayor conforme los rostros tratados recuperan el brillo de sus ojos. Las imágenes se dejan hacer conscientes de que el virtuoso les suministra con pócimas y pinceles el elixir de la eterna juventud. Un autor y un artífice con mayúsculas, un artista completo”.

Los comentarios están cerrados.