- Advertisement -

El PSOE Callosa insta al Alcalde Martinez Sirvent a someterse a una cuestión de confianza al admitir la debilidad de su gobierno

En el pleno de mayo, en su alegato final, el Alcalde Presidente que se incorporaba a la dirección del mismo tras cuatro meses de ausencia, primero por baja por enfermedad a la que ha sumado su baja por reciente paternidad, interpelaba a nuestro portavoz municipal, Fran Maciá, apelando a, y esas fueron sus palabras, su perfil de estadista, a asumir la responsabilidad de la gobernabilidad local, bien sumándose a un gobierno de concentración encabezado por el PP asumiendo delegaciones, bien liderando una moción de censura con el resto de grupos del consistorio, visto la dificultad del equipo de gobierno en aprobar sus propuestas en el pleno.

Apenas una semana después el Alcalde Presidente anuncia va a expulsar de la Junta de Gobierno Local al portavoz del grupo municipal socialista, basándose en la pérdida de confianza y con acusaciones de deslealtad, reiterando, justo después de ese anuncio, de nuevo la oferta de gobierno de concentración al mismo PSOE al que acaba de anunciar la expulsión de su portavoz, el estadista de la semana anterior, de la Junta de Gobierno Local, esta vez abriendo su oferta a todos los grupos excepto a los independientes a los cuales plantea establecer un cordón sanitario. Por cierto, un gobierno de concentración que por supuesto, según informaciones de prensa, tiene ya una propuesta organizativa cerrada.

El PSOE es un partido con vocación de gobierno, nunca hemos apostado por la oposición del “cuanto peor mejor” y preferimos construir a destruir, así lo hemos hecho desde junio 2023, facilitando y trabajando para lograr salieran acuerdos cuando aentendíamos favorecían a la ciudad si se negociaban con lealtad con nuestro grupo, solo tienen que revisar los acuerdos de la legislatura.

Solo recordar como allá por el mes de septiembre, la abstención del portavoz de grupo socialista posibilitaba el romper el grave problema de bloqueo derivado de la aprobación de las indemnizaciones y retribuciones de la corporación municipal, bloqueo que tenía todos los visos de empeorar con el paso del tiempo, ante la imposibilidad del equipo de gobierno de encontrar una solución.

Ya advertimos que aquel gesto no era ni un cheque en blanco, ni un intercambio de cromos, constituía una advertencis a un equipo de gobierno, en minoría, que tenía tareas pendientes, entre ellas la necesidad de mejorar su capacidad de pactos. Por nuestra parte lo dijimos claro, apoyaríamos toda alternativa que significase sumar, proviniera del grupo PP, UCIN o EUUP, y denunciariamos aquello que consideremos negativo para esta ciudad resultado de la acción de este gobierno en minoría. En este recordar que fue la asamblea del PP la que decidía, allá por el mes de junio, que los populares debían gobernar en minoría con acuerdos puntuales con la izquierda, siendo los afiliados del PP de Callosa de Segura quienes vetaban un acuerdo con UCIN y pedían a Martínez Sirvent que gobiernara en minoría.

Se acusa de falta de confianza y deslealtad a nuestro portavoz en la Junta de Gobierno Local y se procede a su expulsión de la misma a la vez que se oferts un gobierno de concentración con grupo municipal socialista que este representa, una contradicción de difícil encaje, sobre todo, porque no es posible faltar a la confianza de un pacto que no existe, pues nos permitimos recordar que el grupo municipal socialista forma parte de la JGL como partido de la oposición y no como gobierno, por otra parte, se plantea, deslealtad de nuestro portavoz municipal pues no respeta acuerdos de Junta de Gobierno Local que luego van a pleno, me permito recordar que ninguno de los asuntos de JGL se dirimen en pleno, pues la JGL es un órgano de decisión en sí mismo, con lo cual o bien alguien no sabe demasiado bien el funcionamiento de la JGL, o bien pretende confundir a la gente.

Por último, se ha faltado al respeto a todo el grupo municipal socialista, primero dirigiéndose en el pleno directa y únicamente a nuestro portavoz municipal obviando al resto de los cuatro concejales y concejalas como si no tuviéramos nada que decir, sumado, al anuncio de la expulsión de nuestro portavoz de la JGL por deslealtad y falta de confianza, siendo un partido de la oposición, a la vez que se nos propone un acuerdo de concentración.

La situación no deja de ser un tanto absurda, la apuesta que el PP hace de gobierno en minoría y pactos con la izquierda ha hecho aguas, básicamente por su falta de capacidad de llegar a acuerdos, donde el bloqueo de su gestión se base en la resistencia a incluir en acuerdos que son positivos a toda la corporación, y con su propuesta de gobierno de concentración, a su medida, no busca más que trasladar su responsabilidad al resto de grupos ante su incapacidad manifiesta de lograr acuerdos.

Como muestra de la situación el debate en el pleno ordinario del mes de mayo donde se trataron tres puntos relevantes:

Uno. La modificación de créditos para ajustar el remanente de tesorería negativo de -748.000€ que se presentó en marzo, sin acuerdo, donde no obtuvo el respaldo en el pleno y que se logra aprobar por un acuerdo PP PSOE UCIN y la abstención de EUUP, con propuestas tanto del PSOE como de UCIN a la inicial del PP.
Dos. La valoración del puesto de trabajo en RPT del intendente jefe derivada de una sentencia judicial, donde nuestro grupo vota en contra porque SE NOS HABÍA OCULTADO los informes de secretaria y Servicios Jurídicos donde explicaban como se debía dar cumplimiento a la sentencia en su totalidad, y por tanto ante la falta de información no podíamos respaldar esa propuesta.
Tercero, La cesión de una parcela para el nuevo IES Santiago Grisolía, donde nuestro grupo no respalda la propuesta del equipo de gobierno porque parte de la parcela que se proponía ceder era PRIVADA

Esta semana ha quedado retratada la situación de un equipo de gobierno sobrepasado con unos concejales que el propio alcalde ha calificado de “exhaustos”, que busca en su oferta, una salida a su medida, ante la imposibilidad de poder cumplir el mandato de su propia asamblea local, gobernar en minoría con pactos puntuales.

Ante esta situación, provocada claramente por la nula capacidad del PP en gestionar un gobierno en minoría desde el Grupo Socialista le proponemos tres opciones:

-Olvide los vetos y los cordones sanitarios, le recuerdo que gobierna con Vox, y gestione acuerdos positivos para la ciudad, puede, y debe hacerlo.
– Utilice la figura de la moción de confianza en los supuestos contemplados en la ley en los temas más relevantes, si considera debe hacerlo
– Y si esto no le convence, la solución de marchar a casa, dimitir, y poder reconfigurar el ayuntamiento

Cualquiera de las tres son una salida más digna que unas propuestas que se han presentado para salvar su posición de debilidad e incapacidad, no busque que los demás le salvemos la situación y actúe, ustedes son el gobierno local, si ustedes plantean que la solución a la gobernabilidad es el PSOE, es que las responsabilidades no están distribuidas en el pleno de manera adecuada.

Los comentarios están cerrados.