- Advertisement -

Desarticulada una violenta banda de atracadores especializados en atracos a joyerías y domicilios habitados

La Guardia Civil ha desarticulado un grupo criminal, relacionado con atracos en comercios y viviendas de Murcia, Valencia y Alicante, que se ha saldado, hasta el momento, con la detención de nueve personas por delitos de robo con violencia e intimidación, tenencia ilícita de armas, tráfico de droga, falsificación de documento público, robo de uso de vehículo a motor y de pertenencia a grupo criminal.

Se han recuperado joyas y relojes valorados en 63.000 euros y se han incautado cuatro armas de fuego cortas, un arma larga simulada, munición, cartuchería detonadora, una pistola de airsoft, una pistola táser, teléfonos móviles y un turismo de alta gama, entre otros.

Un ‘botín’ de más de un millón de euros en joyas en Murcia

La investigación se inició la noche de reyes, cuando la Guardia Civil fue alertada de un violento robo en una joyería de la pedanía cartagenera de La Palma, donde, a punta de pistola, varios individuos se hicieron con un ‘botín’ de más de un millón de euros.

Una mujer que ocultaba sus rasgos tras una peluca fue la primera en entrar al local para después intimidar al propietario con un arma de fuego, huyendo en escasos minutos con una gran cantidad de joyas, no sin antes realizar un disparo que impactó en el interior del local.

Especialistas en Policía Judicial de la Guardia Civil se hicieron cargo de la investigación y averiguaron que los asaltantes podían formar parte de un experimentado grupo criminal, de carácter itinerante, supuestamente relacionado con otros hechos de similar violencia ocurridos en el levante español. Además, mantenían un alto tren de vida que no se correspondía con su poder adquisitivo, teniendo en cuenta que no se les conocía empleo alguno.

Detenidos en ruta

Las investigaciones permitieron conocer que se trataba de un grupo criminal poco predecible que viajaba constantemente, por lo que la Guardia Civil organizó un dispositivo operativo dirigido a su detención en ruta, cuando viajaban desde Portman (Murcia) hacia Alicante.

Esa actuación se saldó con la interceptación de dos vehículos, en los que viajaban tres hombres y tres mujeres, miembros del grupo criminal, que resultaron detenidos. Posteriormente, ya en dependencias policiales, fueron detenidos otros dos miembros del grupo.

En el interior de los vehículos, los guardias civiles localizaron tres armas de fuego, munición detonadora, una pistola táser, abundantes dosis de marihuana y cocaína, documentación falsificada, así como joyas y relojes valorados en cerca de 63.000 euros, todo lo cual, junto a uno de los vehículos de alta gama empleado en el desplazamiento, resultó incautado.

Robo por encargo la Comunidad Valenciana

Por otro lado, el pasado 30 de mayo en un domicilio de Bétera (Valencia), dos hombres encapuchados accedieron portando armas de fuego. Tras amenazar y golpear a los moradores con una de ellas, lograron que les entregaran 40.000 euros en efectivo y sus teléfonos móviles de alta gama.

Los investigadores, tras analizar los indicios y las imágenes de seguridad, pudieron averiguar que solo un pequeño círculo de personas del entorno de la víctima conocía ciertos detalles. Localizaron entonces a una persona del entorno de las víctimas, que habría ayudado a planear y ejecutar el robo. Los investigadores se dieron cuenta de que el robo había sido un encargo y que la banda había actuado así en otras ocasiones.

Se pudo comprobar igualmente que la banda empleaba balizas GPS (mecanismos que permiten ver la ubicación en tiempo real) para realizar seguimientos de sus víctimas, observándolas para tratar de atacar en el momento en que fueran más vulnerables. Normalmente cuando éstas regresaban a casa, los atracadores accedían a las viviendas, y les amenazaban violentamente exigiéndoles la apertura de cajas fuertes y la entrega de cualquier objeto de valor.

También habrían actuado en atracos en un domicilio en Torrevieja y en una joyería de Orihuela Costa en la provincia de Alicante, agrediendo a sus víctimas con repetidos golpes en la cabeza con la pistola que empuñaban.

En dos registros en Murcia y Santomera, guardias civiles de las Comandancias de Murcia y Valencia incautaron de dos kilos de hachís, una pistola, un arma larga simulada, cartuchería metálica, dos espráis de defensa, dos balizas de seguimiento GPS así como ropa y atrezzo empleada para cometer los robos, además de múltiples indicios de participación en otros hechos delictivos que han sido remitidos a otras unidades investigadoras.

Nueve detenidos por robos con violencia

Fruto de estos registros se ha detenido a un individuo, lo que eleva a nueve, hasta el momento, el número de personas detenidas presuntamente vinculadas con el grupo criminal ahora desmantelado. Se trata de cinco mujeres y cuatro hombres, con edades comprendidas entre los 18 y los 48 años, a los que se atribuye la presunta autoría de los delitos de robo con violencia e intimidación, tenencia ilícita de armas, tráfico de droga, falsificación de documento público, robo de uso de vehículo a motor y de pertenencia a grupo criminal. La operación continúa abierta.

 

Los comentarios están cerrados.