- Advertisement -

Comienza la restauración del órgano de la catedral de Orihuela

En la tarde de ayer tuvo lugar la presentación en la Catedral de Orihuela del proyecto de restauración del órgano barroco catedralicio, uno de los más importantes de la Comunidad Valenciana. Se contó con la presencia e intervenciones del deán, José Antonio Gea, que estuvo acompañado por la comisión creada y el organero responsable de la restauración, Frédéric Desmottes.

Con este acto se da comienzo a la primera fase de restauración en la que se ya se está procediendo estos días al desmontaje de esta pieza de gran valor artístico y patrimonial del siglo XVIII. Comenzando por la retirada, clasificación y correcto inventariado de los más de 3.000 tubos que conforman este órgano.

El gran órgano barroco de la Catedral de Orihuela fue realizado por Nicolás Salanova y Martín Userralde en Valencia en 1733. Tiene más de 72 registros, cadereta y gran trompetería de batalla. Con este proyecto de restauración, el Cabildo de la Catedral pretende llevar a cabo una restauración histórica para la que se necesitarán cerca de 400.000 euros de los que la Generalitat Valenciana subvencionará los primeros 90.000.

“Era urgente acometer cuanto antes esta restauración pues el deterioro aumenta con el paso de los años. Después de recabar la opinión de expertos organistas y organeros, todos ellos coinciden en subrayar la situación precaria en que se encuentra la mecánica y el propio instrumento así como la necesidad de una urgente restauración que evite el colapso del órgano” explicaba Ramón Cano, miembro de la comisión creada para este proyecto.
Por su parte, el organero responsable de la restauración, Frédéric Desmottes, explicaba que este proyecto llevará a cabo la “reconstrucción de los dos teclados, copiando las medidas de modelos originales de Salanova, la fabricación de nuevo de las varillas entre los teclados y las reducciones, la restauración de todos los mecanismos y tubería de metal y la reconstrucción de los fuelles y tubos de los registros desaparecidos”.

Una vez realizados estos trabajos se recuperaría prácticamente la mecánica y la disposición del órgano construido por Salanova en el siglo XVIII, pero sin descartar aquellos registros del siglo XIX que podrían conservarse sin alterar el carácter y la originalidad de este valioso instrumento.

“En vista de la gran maestría y calidad excepcional del órgano catedralicio, se va a realizar una restauración histórica con la que se va a proteger y dar de nuevo vida a nuestro patrimonio con el que, sin duda alguna, es el mejor de los órganos históricos de la provincia de Alicante” afirmaba el deán de la Catedral, José Antonio Gea.

Campaña “Apadrina un tubo”
Se pone en marcha además la campaña “Apadrina un tubo” prevista para recaudar los fondos necesarios para acometer este proyecto de gran envergadura que podría dilatarse en el tiempo un año.

“Esta campaña reconocerá y difundirá públicamente a las entidades, instituciones y empresas que generosamente contribuyan a este fin, lo que posibilitará la utilización asidua del instrumento, no solo para la liturgia, sino también para conciertos y actividades culturales” culminaba el deán.

Los comentarios están cerrados.